Riesgos de instalar paneles solares por tu cuenta

Riesgos de instalar paneles solares por tu cuenta

Riesgos instalar paneles solares por tu cuenta

Eres el típico “manitas” al que nada se le resiste, así que te estás planteando pedir algunos paneles solares por Internet y montarlos tú mismo en tu tejado. Error.

Aunque pueda parecer sencillo, poner en marcha una instalación fotovoltaica requiere una serie de conocimientos y procedimientos solo aptos para profesionales. Te explicamos a continuación cuáles son los riesgos de instalar paneles solares por tu cuenta.

Fallos de conexión como cortocircuitos o incendios

Una instalación fotovoltaica está compuesta por múltiples componentes, que hacen posible su óptimo funcionamiento: paneles, optimizadores, reguladores de carga, inversores, baterías, soportes, equipos de seguridad, cableado…

Por este motivo, si la persona o personas encargadas del montaje carecen de los conocimientos necesarios sobre tecnología fotovoltaica, se pueden producir fallos de conexión, que no solo afectarán al rendimiento de la instalación, sino que también podrían provocar graves incidentes, como cortocircuitos e, incluso, incendios.

Error en los cálculos técnicos

Para asegurar la máxima eficiencia de una instalación, se deben tener en cuenta una serie de parámetros, como la orientación del tejado, la cantidad de energía necesaria para abastecer el consumo, la distancia entre paneles, la posible presencia de sombras, etc.

Por este motivo, las empresas instaladoras cuentan con departamentos técnicos que elaboran estudios a medida partiendo de estas variables, con el fin de que la instalación alcance el máximo rendimiento y se amortice en el menor tiempo posible.

  • Por ejemplo, antes de instalar paneles solares, es necesario comprobar en qué lugar recibirán una mayor cantidad de sol y durante más tiempo. Si la orientación no es la adecuada, la producción de energía se reduce, disminuyendo la eficiencia de la instalación y, como consecuencia, aumentando el retorno de la inversión.
  • Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es la distancia entre filas de paneles solares. En ocasiones, por falta de espacio o por la presencia de algún obstáculo, es necesario disponer los paneles por filas y dejar un espacio entre ellos para evitar la pérdida de producción a causa de un posible sombreado. En este caso, es fundamental calcular la distancia exacta que debe haber entre paneles, para lo que es necesario conocer aspectos como la latitud del lugar, la longitud de los paneles y su ángulo de inclinación. Solo así se conseguirá el máximo rendimiento de la instalación, sobre todo en los meses de menor radiación solar, y se evitará la aparición de sombras, responsables de reducir la potencia de las placas solares, incluso hasta dejarlas a cero.
  • Otro problema común es no saber calcular la cantidad de baterías que necesita tu instalación, así como la capacidad de las mismas. Estos datos dependerán del consumo energético que tengas, así como del tipo de uso que vayas a dar a las baterías. Te aconsejamos que dejes estos cálculos en manos de profesionales para evitar que se pierda parte de la energía generada por tu instalación.

Anclaje inadecuado

La estructura que soporta los paneles solares es uno de los elementos más importantes de una instalación fotovoltaica.

Tiene una doble función: por un lado, sujetar los paneles a una superficie y, por otro, proporcionar la inclinación adecuada para la obtención de energía.

Para elegir la más adecuada, hay que tener en cuenta diversos factores, como el tipo de superficie donde se va a colocar (suelo, tejado, etc.), la presencia de viento y lluvia, etc.

Si quieres evitar que se desprendan ante el primer temporal, deja tanto la elección como la colocación de la estructura en manos expertas.

Materiales de baja calidad

Las empresas especializadas cuentan con proveedores de confianza, que aseguran la calidad de los componentes utilizados en la instalación.

Piensa que este aspecto es de máxima importancia, sobre todo teniendo en cuenta que las instalaciones fotovoltaicas tienen una vida útil bastante larga, de 25 años como mínimo.

En la actualidad, es posible encontrar los componentes que necesitas fácilmente, pero si no sabes elegir materiales de buena calidad la eficiencia de tu instalación se verá comprometida.

Ausencia de garantías

Al igual que ocurre con la calidad de los materiales, al comprar los componentes de la instalación por tu cuenta es posible que no recibas las mismas garantías que te ofrece una empresa especializada.

En EnchufeSolar te damos una garantía de 2-3 años sobre el montaje e instalación; 10 años sobre el inversor; 12 años sobre los defectos estéticos de los paneles solares y 30 años sobre su producción; y 25 años sobre la estructura.  

Imposibilidad de legalizar la planta y compensar excedentes

Para legalizar tus paneles solares es necesario obtener un certificado de instalación, que solo puede ser emitido por una empresa autorizada.

En EnchufeSolar contamos con un departamento técnico que, una vez que finalizada la instalación, se encarga de legalizar la planta ante la Consejería de Industria correspondiente, presentando el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) junto con la memoria de la instalación.

Asimismo, si no consigues legalizar la planta por tu cuenta tampoco podrás solicitar la compensación de excedentes, ya que para hacerlo te exigirán presentar el CIE.

Falta de contrato de mantenimiento

Las empresas especializadas te ofrecen otra ventaja que no podrás disfrutar si instalas los paneles por tu cuenta: la posibilidad de contratar un mantenimiento, con el fin de velar por el correcto funcionamiento de la instalación y obtener el máximo rendimiento energético.

En EnchufeSolar contamos con tres opciones de mantenimiento, que incluyen:

  • Comprobación de conectores, módulos y estructuras.
  • Limpieza de filtros e inversores.
  • Toma de valores de intensidad y tensión.
  • Recogida de histórico de fallos.
  • Comprobación y limpieza de los conductores.

No obtener las ayudas y subvenciones disponibles

Ponerte en manos de una empresa instaladora tiene otro valor añadido: te evitará quebraderos de cabeza para obtener ayudas económicas que reduzcan la inversión.

En EnchufeSolar tenemos información actualizada acerca de las subvenciones disponibles en cada Comunidad Autónoma, y nos encargamos de gestionar todos los trámites para que te puedas beneficiar de ellas sin tener que mover un dedo.

Por todo ello, podemos concluir que instalar paneles solares por tu cuenta es una mala decisión, con muchos más inconvenientes que ventajas. Incluso aunque el ahorro pueda parecer atractivo, tienes que pensar que al final lo barato te puede salir caro.

Te aconsejamos buscar una empresa instaladora de confianza y con experiencia contrastada, que te haga un proyecto a medida, te ofrezca materiales de calidad con las máximas garantías y se encargue de todos los trámites necesarios. Para que tú solo tengas que preocuparte de disfrutar de las ventajas del sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *