Cómo dimensionar una instalación solar fotovoltaica

Cómo dimensionar una instalación solar fotovoltaica

Dimensionar instalación solar

Para que una instalación fotovoltaica sea lo más eficiente posible, es necesario que esté correctamente dimensionada.

¿Y qué quiere decir esto? Que para elegir el número y la potencia de las placas solares hay que tener en cuenta una serie de factores, ya que no es lo mismo que tu tejado tenga 100 metros a que tenga 200, que esté orientado al norte o al sur, o que reciba sombras o esté completamente despejado.

De estos factores y de algunos más dependerá el dimensionamiento de tu instalación. Te lo explicamos a continuación.   

¿Qué debes tener en cuenta antes de comenzar la instalación?

En primer lugar, te aconsejamos ponerte en manos de una empresa cualificada y con una amplia experiencia en la instalación de placas solares, como EnchufeSolar.

Además de asesorarte, estudiaremos minuciosamente tu caso y elaboraremos un estudio técnico para conseguir que la instalación cubra tus necesidades y que sea lo más rentable posible.

Para dimensionar una instalación fotovoltaica, tenemos en cuenta las siguientes variables:

  • Consumo energético. Para determinar el tamaño de tu instalación debemos conocer tus hábitos de consumo. Para ello, solicitaremos tu última factura de la luz, con la que podremos ver cuántos kWh consumes y en qué períodos tienes un mayor gasto energético. No es lo mismo realizar el mayor consumo durante el día, cuando están funcionando las placas solares, que por la noche, en cuyo caso sería adecuado plantearse la instalación de elementos de almacenamiento energético, como las baterías solares.
  • Superficie disponible. Tendremos que comprobar de cuánto espacio disponemos y si existen zonas de sombra u obstáculos que debamos evitar, como aparatos de aire acondicionado o chimeneas. Para aprovechar el espacio de la mejor manera, aconsejamos utilizar paneles solares de alta eficiencia.
  • Orientación e inclinación del tejado. Es otro factor fundamental para elegir las placas solares. Lo ideal, siempre que se pueda, es la colocación este-oeste, u oeste cuando solo es posible hacia ese punto. Se ha demostrado que los paneles orientados en esta dirección producen un 55% de su máximo potencial en las horas de mayor consumo (a partir de las 5 de la tarde), frente al 15% que producen los orientados al sur. Además, la orientación este-oeste elimina los posibles problemas de sobrecarga de estructura por cargas de tracción debido al viento.
  • Necesidades concretas. Si deseas desconectarte al 100% de la red, además de los paneles, necesitarás colocar una batería.

¿Ajustar o sobredimensionar la instalación?

A la hora de dimensionar la instalación, existen dos posibilidades:

  • Ajustar el dimensionamiento para que genere los mínimos excedentes posibles buscando un punto óptimo de retorno. Aunque dimensionemos con precisión tu instalación solar, ésta siempre producirá más energía de la que consumes. Este sobrante o excedente puede verterse a la red o almacenarse en baterías para su posterior uso. De todas las posibilidades a las que puedes acogerte, te hablamos en nuestro artículo “Excedentes de energía: ¿qué son y cómo aprovecharlos?”.
  • Sobredimensionar la instalación. Es una opción que se ha empezado a poner en práctica hace poco tiempo, gracias a comercializadoras como Helios Energía. Con ella se busca generar mucha más energía de la que necesita el cliente, incluso 3 ó 4 veces más, con el fin de compensar los excedentes y conseguir una factura eléctrica a 0 euros. Veamos un ejemplo concreto: una vivienda con un consumo anual de 4.000 kWh, con un consumo diurno de 3.000 kWh y un consumo de la red de 1.000 kWh, para obtener una factura 0 debe sobredimensionarse generando el triple de excedentes que consume de la red, es decir, 3.000 kWh. Estos 3.000 kWh de excedentes más los 3.000 kWh que autoconsume la planta nos dan un resultado de unos 6.000 kWh anuales. Si asumimos que una planta produce en torno a 1.400 kWh por kWp instalado, dividiendo 6.000/1.400 obtendremos la potencia a la que deberemos dimensionar la planta, en este caso, 4.28 kWp como mínimo.

Batería tradicional o batería virtual

Como hemos comentado, los excedentes generados por la instalación pueden ser almacenados en baterías para su posterior uso. En este caso, existen también dos opciones:

  • Batería tradicional. En una instalación correctamente dimensionada, puedes optar por no verter los excedentes a la red, sino almacenarlos en una batería solar y utilizarlos cuando tu planta no esté funcionando (por ejemplo, por la noche). Aunque se trata de un elemento que encarece la instalación, en la actualidad las administraciones ofrecen ayudas con las que puedes ahorrarte más del 60% de la inversión. Esto, sumado al ahorro en la factura de la luz y a la independencia energética que suponen, convierte a las baterías solares en una opción realmente interesante.  
  • Batería virtual. Es un concepto nuevo, introducido por comercializadoras como Helios Energía, que permiten aprovechar el 100% de los excedentes generados por tu instalación consiguiendo una factura a coste 0. Y si, una vez compensados, te sigue sobrando dinero, Helios te lo ingresa en tu “Cuenta Verde” para que puedas compensar tu suministro en próximos meses (por ejemplo en invierno cuando hay menos horas de sol), utilizarlo para pagar la factura de una segunda vivienda o local de tu propiedad, canjearlo por productos o servicios de su catálogo, o bien seguir acumulándolo.