Excedentes de energía: ¿qué son y cómo aprovecharlos?

Excedentes de energía: ¿qué son y cómo aprovecharlos?

excedentes de energía

Tras la derogación del polémico impuesto al sol, que tantas trabas supuso para el desarrollo del autoconsumo solar en nuestro país, en 2019 se aprobó un Real Decreto que regulaba las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.

En concreto, el documento establecía tres modalidades de autoconsumo: sin excedentes, con excedentes acogidos a compensación y con excedentes no acogidos a compensación. En este artículo te vamos a hablar, sobre todo, de la segunda opción, gracias a la cual puedes beneficiarte de interesantes descuentos en tu factura de la luz.

¿Qué son exactamente los excedentes de energía?

Como norma general, una instalación fotovoltaica genera más energía de la que gasta. Este sobrante se denomina excedente y puede verterse a la red o almacenarse en baterías para su posterior uso.

Según se elija una u otra modalidad, existirán unos requisitos, así como unos beneficios. Veamos cuáles son:

  • Autoconsumo con excedentes acogidos a compensación. Con esta modalidad, la energía producida por las placas solares y no consumida se puede inyectar a la red. Tu empresa comercializadora será la encargada de aplicarte un descuento en la factura de la luz para compensarte el coste de la energía vertida. Para acogerte a esta modalidad, tu instalación deberá cumplir dos requisitos: no superar los 100 kW y disponer de una fuente de energía primaria de origen renovable.
  • Autoconsumo con excedentes no acogidos a compensación. En esta categoría se incluyen todas aquellas instalaciones que no cumplen los requisitos necesarios para clasificarse en las modalidades anteriores. En este grupo no hablamos de compensar, sino de vender energía al mercado eléctrico. Para ello, es imprescindible que te des de alta como productor de energía y pagues un 7% procedente del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE). También es necesario que cuentes con un sistema de antivertido fotovoltaico, del que hablaremos más adelante.
  • Autoconsumo sin excedentes. En este caso, aunque se genere más energía de la necesaria, no se realiza ningún vertido a la red eléctrica. Tienes que tener en cuenta que necesitarás instalar baterías para almacenar la energía sobrante si quieres aprovecharla más adelante.

¿Qué opción te interesa más?

Tanto la modalidad de autoconsumo con excedentes como sin excedentes tienen sus pros y sus contras. Entonces, ¿cómo saber cuál es la más adecuada para ti? Aunque depende de diversos factores, el más importante es la potencia contratada:

  • En las instalaciones con potencias inferiores a 15 kW, es decir, las que tienen la mayoría de viviendas y pequeñas empresas, la mejor opción es acogerse al sistema de compensación simplificada. En EnchufeSolar nos encargamos de todos los trámites necesarios para solicitar esta modalidad, mientras que la compensación económica, como hemos mencionado, correrá a cargo de tu comercializadora.
  • En cuanto a las instalaciones con potencias de entre 15 kW y 100 kW, dependerá del consumo. En caso de que se produzca mucho sobrante, la compensación sería también la opción más interesante.
  • La modalidad sin excedentes, por su parte, es la más indicada si te conviene desvincularte de la red eléctrica. Además, cuenta con la ventaja de quedar exenta de la obligación de obtener permisos de acceso y conexión necesarios para las instalaciones de generación de energía. Como inconveniente, está la posibilidad de sufrir algún episodio de escasez energética, que puedes evitar instalando baterías inteligentes, de cuyas ventajas te hablamos a continuación.

¿Qué ventajas tiene la instalación de una batería solar?

Las baterías son el complemento perfecto a las placas solares, pues te permiten acumular la energía que no utilizas para usarla cuando la necesites. Una de sus principales ventajas es que te ayudan a obtener un mayor ahorro en la factura de la luz.

Son imprescindibles si decides desvincularte totalmente de la red eléctrica, pero si no lo haces también te resultarán muy útiles, sobre todo en la franja horaria que va de las 18:00 a las 22:00 horas, el conocido como periodo punta, en el que el precio de la energía es más elevado.

Además, te permiten reducir el término de potencia, evitando las penalizaciones por exceso de consumo vigentes desde abril de 2021, y como consecuencia el importe final de tu factura. 

Por todo ello, resulta muy interesante invertir en baterías. Además, estamos en un momento propicio para hacerlo, ya que existen importantes ayudas económicas, como los Fondos Next Generation EU, gracias a las cuales te saldrán mucho más baratas.

En EnchufeSolar nos encargamos de todos los trámites para solicitar estas subvenciones, cuyo objetivo es fomentar el autoconsumo y el almacenamiento energético. Solo tienes que pedirnos tu estudio y nosotros nos encargamos del resto.

¿Cuánto puedo ahorrar en mi factura si elijo la compensación de excedentes?

Como ya hemos apuntado, siempre que sea posible, en el marco actual la opción de autoconsumo con excedentes a compensación es la más conveniente. Pero, ¿sabes qué ahorro real te permite disfrutar?

Lo primero que debes tener en cuenta es que la regulación vigente no permite reembolsar una cantidad superior a la facturada por el consumo eléctrico, es decir, que tu factura nunca te saldrá gratis ni te devolverán el importe correspondiente a la energía que no consumas.

El descuento solo se aplica en la parte variable y no en la parte fija, compuesta de impuestos y otros conceptos. Sin embargo, esa parte variable, correspondiente al consumo y que supone aproximadamente el 70% de la factura, podría reducirse considerablemente o incluso salirte gratis.

A nivel práctico, podríamos hacer la siguiente estimación:

Caso 1. Factura sin compensación de excedentes

Potencia facturada: 4,6 kW.

Consumo de energía: 500 kWh/mes.

Facturación por potencia contratada (precio fijo): 30€.

Facturación por energía consumida (precio variable): 90 €.

Total: 30 + 90= 120 €.

Caso 2. Factura con compensación de excedentes

Potencia facturada: 4,6 kW.

Consumo de energía: 500 kWh/mes.

Producción de energía solar: 400 kWh/mes.

Consumo de energía solar: 300 kWh/mes.

Excedente: 400-300= 100 kWh.

Descuento por excedente: 100 x 0,06€= 6 €.

Facturación por potencia contratada (precio fijo): 30€.

Facturación por energía consumida (precio variable): 40€.

Energía consumida – descuento por excedente: 40-6= 34.

Total: 30+34= 64 €.

En resumen, gracias a la instalación de paneles solares el consumo de energía eléctrica se reduce y, unido al descuento por la generación de excedentes, la factura disminuye casi un 50%.

Sistema de antivertido fotovoltaico

Como hemos comentado con anterioridad, en caso de que no te sea posible o no te interese compensar los excedentes obtenidos por tu instalación solar, debes tener activado un sistema que garantice un vertido cero a la red.

Esto se consigue mediante una funcionalidad incluida en el sistema de monitorización de la planta, que controla el consumo y lo equilibra para que nunca sea superior al necesario y no se generen excedentes.

En EnchufeSolar nos encargamos de activarlo o desactivarlo en función de si decides o no compensar los excedentes, sin que tú tengas que realizar ninguna gestión.

Los sistemas de antivertido pueden funcionar mediante dos mecanismos diferentes:

  • Corte o limitación de corriente.
  • Regulación del intercambio de potencia entre el sistema que produce la electricidad (en este caso, las placas solares) y el que la consume. Este segundo método, que es el más habitual, disminuye automáticamente la producción solar antes de que supere el consumo eléctrico, evitando la generación de kilovatios excedentarios que se verterían a la red.

Si estás planteándote la opción del autoconsumo y no sabes qué modalidad elegir, ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos y nos encargaremos de todos los trámites necesarios para que tú solo te dediques a disfrutar de los beneficios de tu instalación solar.