Falsos mitos sobre el autoconsumo solar

Falsos mitos sobre el autoconsumo solar

Falsos mitos sobre el autoconsumo solar

“Los paneles solares son muy caros. No funcionan cuando está nublado. No puedo ponerlos porque no tengo tejado propio. Necesitan un mantenimiento frecuente…”. Son muchos los falsos mitos sobre el autoconsumo solar que hacen que algunas personas no acaben de decidirse por ellos. Vamos a desmontarlos uno a uno y a demostrar que la instalación de paneles solares es una apuesta segura.

Tienen un coste muy elevado

A pesar de tratarse de una inversión importante, las instalaciones fotovoltaicas se rentabilizan en muy poco tiempo, en torno a los 5 años. Gracias a la instalación de paneles solares, la factura de la luz de una vivienda media puede disminuir hasta un 90%, sin contar con el ahorro vía deducciones en el recibo del IBI o el ICIO. Y esto, en una instalación que tiene una vida útil de mínimo 25 años, es claramente ventajoso.

Si, a pesar de ello, te preocupa la inversión inicial, en EnchufeSolar te damos la opción de elegir entre diferentes formas de adquisición la que más se adapte a tus necesidades:

  • Renting. En este caso, la inversión inicial corre a cargo de la empresa vendedora, que establece unos plazos tras los cuales el usuario puede comprar la instalación, alargar el contrato o solicitar uno nuevo.
  • Leasing. Es muy parecido al anterior, pero al acabar los plazos el usuario se convierte en propietario de la instalación.
  • PPA. La empresa generadora de energía asume los costes de la instalación durante un periodo de tiempo, en el cual vende la energía al cliente a una tarifa más competitiva. Al finalizar el plazo, el cliente puede prorrogar el contrato o quedarse con la instalación.
  • Compra. Es la forma tradicional de adquirir paneles solares, en la que el cliente realiza la inversión inicial y es el único propietario de la instalación.

Hay que pagar muchos impuestos

Al contrario, desde que en 2018 el Gobierno eliminara el “impuesto al sol”, una de las principales trabas para el despliegue de la energía solar, se han simplificado mucho los trámites para llevar a cabo una instalación fotovoltaica y se han puesto en marcha interesantes subvenciones para reducir la inversión.

Por ejemplo, en el caso de las instalaciones domésticas, se ha avanzado mucho con la aprobación en la mayoría de Comunidades Autónomas de la tramitación simplificada de la licencia de obra vía declaración responsable, así como con la excepción de solicitud y pago de punto de conexión hasta 15kW.

Además, se han puesto en marcha importantes subvenciones para autoconsumo solar y almacenamiento energético, con las cuales es posible ahorrarse hasta el 40% de la inversión.

Además, si estas ayudas son tramitadas por una empresa habilitada para ello, como es EnchufeSolar, el promedio de consecución de las mismas es superior al 90%.

Esto, junto a las ayudas a nivel municipal de las que hemos hablado anteriormente, hacen que sea un momento ideal para apostar por la energía solar.

No puedo instalar paneles porque no tengo tejado propio

No es cierto que sea necesario tener una casa particular con tejado para disfrutar de las ventajas de la energía solar. Cada vez son más las comunidades de vecinos que deciden instalar de forma conjunta paneles solares, gracias a la aprobación en 2019 de un Real Decreto que regula el autoconsumo compartido.

Las ventajas de este tipo de autoconsumo son variadas; entre ellas, se encuentra la reducción del desembolso inicial, un periodo de amortización más corto y una mayor superficie disponible para la ubicación de los paneles solares.

No funcionan cuando está nublado

Es otra de las creencias más extendidas y es totalmente errónea. Durante los días nublados, los paneles solares reducen su producción, que se mantiene entre el 10 y el 15% del total que podrían generar en un día soleado, pero nunca dejan de producir energía completamente.

De hecho, los paneles están especialmente diseñados para adaptarse a las variaciones del clima y se cargan con cualquier tipo de luz, incluso la artificial.

Un claro ejemplo es el caso de Alemania, un país que, a pesar de no disfrutar de muchas horas de sol al año, registra una de las producciones fotovoltaicas más altas del planeta.

Se estropean con la lluvia y el granizo

Esto tampoco es así, ya que los paneles solares están fabricados con una tecnología que los hace herméticos, para que ni el agua ni las variaciones climáticas afecten a su rendimiento.

Además, están realizados con vidrio templado, un material resistente al choque de bolas de granizo de 25 mm de diámetro a 80 km/h.

Necesitan un mantenimiento frecuente

Al contrario; los paneles solares no necesitan prácticamente cuidados. De lo único que debes preocuparte es de limpiarlos unas 3 ó 4 veces al año, o alguna vez más si vives en una zona con mucho polvo o suciedad.

Además, la limpieza es muy sencilla: basta con pasar por su superficie una esponja suave mojada en agua con jabón (puede ser lavavajillas) y luego aclararla con abundante agua.

De todos modos, si quieres asegurarte de que tu instalación funciona correctamente y prevenir posibles incidencias, en EnchufeSolar te ofrecemos nuestro sistema de mantenimiento preventivo SolarSafe, que incluye la inspección del estado de los módulos, la limpieza de los paneles, la comprobación de los conectores y la estructura, la eliminación de los puntos de oxidación y el termografiado. También ofrecemos actuaciones a nivel de inversor, cuadros de corriente alterna y continua, y canalización.

No resultan estéticos

Aunque se trata de un tema muy subjetivo, en la actualidad existe una variada gama de paneles solares entre las que escoger.

Entre ellas, destacan las “full black”, unas placas enteramente negras que, aunque son algo más caras, resultan muy atractivas porque se integran a la perfección en las cubiertas.

Son más contaminantes de lo que parece

Algunas personas sostienen que la fabricación de paneles solares deja un rastro de contaminación en el planeta. Sin embargo, los residuos que se pueden generar al producir un panel solar son muy reducidos comparados con los beneficios que aportan.

Los estudios señalan que en solo dos años el panel solar compensa la energía utilizada en su producción y, dado que su vida útil es de al menos 25 años, aún estará mucho tiempo produciendo energía completamente limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Pueden causar daños al tejado

Los paneles solares son relativamente livianos: pesan alrededor de 13 kg/mg2, que, sumados a la estructura, no suelen superar los 20 kg/m2, un peso soportable para cualquier tejado y que, por tanto, no puede causarle ningún daño. Aunque se pueden buscar otras ubicaciones, como el suelo, el tejado es el mejor lugar de una casa para colocar placas solares, sobre todo si no cuenta con obstáculos como aparatos de aire acondicionado o chimeneas que puedan generar sombras.

No me hacen falta porque tengo una instalación térmica

Se trata de otra creencia equivocada, ya que son dos cosas totalmente distintas. La gran ventaja que representan los paneles fotovoltaicos con respecto a la tecnología solar térmica es que los primeros generan electricidad que puede ser utilizada en multitud de procesos, incluidos el calentamiento de agua a través de un equipo de agua caliente sanitaria (ACS), mientras que el segundo solo permite calentar fluidos.

En el caso de ACS, además, su época de menor demanda (verano) coincide con la de mayor producción, por lo que el desperdicio de energía es considerable.

En EnchufeSolar desaconsejamos el montaje de estos equipos de captadores solares y, de hecho, los estamos retirando de gran cantidad de cubiertas para sustituirlos por paneles fotovoltaicos acompañados de un termo de aerotermia, que resulta muchísimo más eficiente y rentable.

Si a pesar de todas estas aclaraciones sigues sin tener claro que la energía solar es una inversión totalmente recomendable, ponte en contacto con nosotros en el teléfono 957 06 06 00 o a través del e-mail info@enchufesolar.com y resolveremos todas tus dudas sin compromiso.