Consumo energético en la cuarentena, ¿cómo ahorrar?
6 abril, 2020
Instalación de autoconsumo fotovoltaico en la Residencia de Mayores Madre de Díos.
Renovables y autoconsumo como aliados en la crisis del COVID-19
29 abril, 2020

La cara B del COVID-19: la tierra nos muestra su mejor versión

Todos en casa y desplazamientos indispensables,esta es la situación actual en medio mundo. Pero , ¿qué está pasando mientras fuera?

Por paradójico que parezca, esta situación tan crítica es, a su vez, positiva; el bajo tránsito de vehículos y el cierre de grandes fábricas está dando como resultado los niveles de contaminación más bajos del siglo XXI.

En España, la contaminación ha descendido aproximadamente un 60% en estos días. Nuestros cielos muestran la escena más limpia y clara de los últimos diez años, como podemos comprobar en la fotografía que el pasado domingo, 12 de abril, tomaba Domingo Pestana en Alcalá de Henares.

Esta situación se ha dado en casi todos los países afectados por la pandemia pero, quizás, donde más llama la atención es en China foco de contaminación mundial, la media de días sin contaminación ha aumentado más del 21% gracias a una notable reducción de sus niveles de dióxido de carbono en el aire.

AFP / Peter Parks – Earth Observatory/NASA

Pero estas no son las únicas imágenes curiosas que nos dejan estos días, gracias a la bajada de la contaminación y la ausencia de ruido y personas, muchos animales están tomando calles de pueblos y ciudades.

Autor: Antonio Cerrillo, Barcelona

Cabras en Albacete, jabalíes por Barcelona o incluso un oso paseando tranquilamente por calles asturianas en Asturiashan sido los protagonistas de algunas escenas inéditas de las últimas semanas en nuestro país. Y no solo en España, los animales salvajes, también se están dejando ver en otros países como Italia, donde los patos nadan en las fuentes de Roma o los cisnes por los lagos de Venecia -cuyos canales se ven hoy cristalinos, por cierto-, o Estados Unidos, donde coyotes y zorros campan por las ciudades.Estampas, sin lugar a dudas, inimaginables hace tan solo un mes y medio.

Parece que la naturaleza nos grita que sigue estando viva. ¿Por qué no abrimos la ventana y nos detenemos a observarla -si podemos- y escucharla? Incluso desde casa, seguro que nos da oportunidad de descubrirla de nuevo.

Imagen principal: Domingo Pestana