Los Fondos Europeos de Recuperación: NextGenerationEU - EnchufeSolar
Nuevas tarifas luz
Preguntas frecuentes sobre la nueva tarifa de la luz
1 junio, 2021
Instalación autoconsumo solar directo de 5,74 Wp
10 junio, 2021

Los Fondos Europeos de Recuperación: NextGenerationEU

Fondos Europeos de Recuperación

Fondos Europeos de Recuperación

Con el fin de dar respuesta a la grave situación económica y social generada por la pandemia de Covid-19, el pasado mes de julio el Consejo Europeo alcanzó un acuerdo histórico entre sus 27 estados miembros, cuyo resultado fue la creación de un instrumento excepcional, los Fondos Europeos de Recuperación, conocidos como NextGenerationEU (NGEU). Se trata de un documento que autoriza a la Comisión Europea a emitir hasta 750.000 millones de euros de deuda, el mayor paquete de estímulo jamás financiado por la UE y que ayudará a reconstruir la situación posterior a la pandemia, creando una Europa más ecológica, digital y resiliente. En definitiva, un presupuesto no sólo pensado para hacer frente a las necesidades actuales, sino también para afrontar las incertidumbres futuras. 

Líneas principales

Los Fondos NextGenerationEU están compuestos de dos instrumentos principales:

  • Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR). Constituye el núcleo del fondo. Ofrece apoyo a los estados miembros a través de transferencias directas y préstamos, destinados a realizar reformas que contribuyan a la recuperación de la economía y el empleo, así como a abordar los principales retos económicos y sociales post Covid, dando prioridad a aspectos ecológicos y digitales.

Está dotado con 672.500 millones de euros, de los cuales 360.000 millones se destinarán a préstamos y 312.500 a transferencias no reembolsables. En concreto, España accederá a un total de 140.000 millones de euros entre 2021 y 2026, de los que aproximadamente 70.000 millones serán en forma de transferencias.

Para acogerse a estas ayudas, los estados miembros deben presentar planes nacionales en los que definan programas de actuación y estrategias detalladas para potenciar el crecimiento, la creación de empleo y la resiliencia económica y social. Además, han de cumplir las siguientes condiciones:

  1. Dedicar, al menos, un 37% del gasto total a inversiones y reformas relacionadas con el ámbito ecológico.
  2. Destinar, como mínimo, un 20% a apoyar la transición digital.
  3. No proponer reformas que puedan causar daños significativos en el medio ambiente.
  4. Tomar medidas para prevenir el fraude, la corrupción y los conflictos de intereses.
  • Ayuda a la recuperación para la cohesión de los territorios de Europa (REACT-EU). Dotada con 47.500 millones de euros, su objetivo es dar continuidad y ampliar las medidas de respuesta y reparación de la crisis provocada por el Covid-19. Los recursos se ejecutan a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), del Fondo Social Europeo (FSE) y del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD).

La dotación para España es de más de 12.400 millones de euros, asignados a las Comunidades Autónomas.

¿A quién van destinados los Fondos Europeos de Recuperación?

Cualquier organización (empresa, asociación, administración, etc.) puede solicitar los Fondos Europeos NextGenerationEU, siempre que sus proyectos encajen dentro de los ejes estratégicos.

No obstante, tendrán prioridad aquellos sectores que hayan sufrido en mayor medida las consecuencias de la crisis por Covid-19, como por ejemplo el turismo, la sanidad, el transporte y la industria.

¿Cómo se gastarán las ayudas en España?

El plan se divide en 4 líneas directrices: transición ecológica, transformación digital, igualdad de género y cohesión social y territorial. 

  • Transición ecológica. Es el eje principal de los fondos, con el 40% de la inversión total. Es decir, de cada 10 euros, 4 van a parar a proyectos relacionados con la transición ecológica, relativos a los siguientes conceptos: la descarbonización, la eficiencia energética, el despliegue de las energías renovables, la electrificación del transporte, el desarrollo del almacenamiento de la energía y la economía circular.
  • Transformación digital. Es el segundo eje más relevante del plan, con un 29% de los fondos. La pandemia por Covid-19 supuso una aceleración del proceso digital en España, poniendo en relieve sus fortalezas, pero también sus carencias. En este sentido, es urgente llevar a cabo una transición digital inclusiva y sostenible, que garantice el acceso del conjunto de la sociedad a las nuevas tecnologías e impulse la digitalización de las empresas (especialmente de las PYMES y startups) y de la industria, así como la I+D+ i.
  • Igualdad de género. La actual crisis por coronavirus ha agravado la situación de las mujeres, haciendo más evidente la brecha salarial. Por ello, es necesario reducir las barreras que lastran el acceso de las mujeres al mercado laboral en igualdad de derechos y condiciones que los hombres; mejorar, fortalecer y reorganizar el sistema de cuidados de larga duración; y aumentar el potencial educativo y la igualdad de oportunidades. 
  • Cohesión social y territorial. Apostar por el conocimiento, la educación y la formación es un modo de reducir desigualdades y favorecer la empleabilidad, así como de consolidar una sociedad con mayor calidad de vida para todos sus habitantes. Otro factor crucial es abordar el reto demográfico que afecta a una parte de nuestro país, con el fin de reforzar la cohesión económica, social y territorial.

Reparto de fondos por países

La asignación de los fondos a cada uno de los países miembros se ha llevado a cabo en función de una serie de criterios: indicadores demográficos, renta per cápita, tasa de desempleo media de los últimos cinco años y consecuencias económicas de la pandemia.

Las ayudas del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR) se conceden en dos tramos: el 70% de forma inmediata, sobre indicadores anteriores a la crisis sanitaria, y el 30% restante en 2022, en función de la evolución económica producida entre 2020 y 2021.

El pasado mes de marzo, la Comisión Europea inició los primeros pagos, distribuyendo un total de 9.000 millones de euros entre siete de los estados miembros. El mayor beneficiario fue Italia, con 3.870 millones de euros, seguida de España (2.870 millones), República Checa (1.000 millones), Croacia (510 millones), Eslovaquia (330 millones), Lituania (302 millones) y Malta (123 millones), países a los que posteriormente se han sumado Bélgica (2.200 millones), Irlanda (2.470 millones) y Polonia (1.400 millones). Por lo general, el volumen máximo de los préstamos para cada estado miembro no superará el 6,8% de su Renta Nacional Bruta (RNB).

Asignación por Comunidades Autónomas

Las Comunidades Autónomas españolas recibirán 18.793 millones procedentes del Fondo Europeo de Recuperación. En concreto, 10.793 millones serán con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, destinados a inversiones, reformas y transición digital, y 8.000 millones a cuenta del REACT-EU, para la recuperación y cohesión de las regiones, cifra que se ampliará con 2.000 millones más en 2022.

El reparto correspondiente a cada comunidad es el siguiente:

  • Andalucía: 1.881 millones
  • Cataluña: 1.706 millones
  • Madrid: 1.284 millones
  • Comunidad Valenciana: 1.254 millones
  • Castilla y León: 335 millones
  • Galicia: 441 millones
  • Canarias: 630 millones
  • Castilla-La Mancha: 486 millones
  • País Vasco: 426 millones
  • Murcia: 258 millones
  • Asturias: 196 millones
  • Aragón: 267 millones
  • Baleares: 300 millones
  • Extremadura: 187 millones
  • Cantabria: 96 millones
  • Navarra: 148 millones
  • La Rioja: 65 millones
  • Ceuta: 24 millones
  • Melilla: 17 millones
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?