¿Cómo saber qué tarifa eléctrica me conviene?

¿Cómo saber qué tarifa eléctrica me conviene?

que tarifa electrica me conviene más

La factura de la luz trae de cabeza a la mayoría de los españoles, que sufren cada mes el desorbitado precio que ha alcanzado la energía en los últimos tiempos.

Si eres uno de ellos, toma nota de los trucos que te ofrecemos a continuación para elegir la mejor tarifa eléctrica del mercado y reducir al máximo lo que pagas cada mes por la electricidad.

¿Qué tarifas existen en la actualidad?

En junio de 2021, entró en vigor la nueva factura de la luz, que provocó la desaparición de las seis tarifas de uso doméstico que existían hasta el momento dejando una única tarifa, la 2.0TD. Esta tarifa trajo como novedad la discriminación horaria obligatoria en tres periodos:

  • P1 (Punta), el más caro, relativo a las franjas 10:00-14:00 y 18:00-22:00 horas.
  • P2 (Llano), el intermedio, para días laborables de 08:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 00:00 horas.
  • P3 (Valle), el más económico, de las 00:00 a las 08:00 en días laborables, fines de semana y festivos nacionales de fecha fija.

La nueva factura introdujo una novedad más: la posibilidad de contratar dos potencias diferentes, una para los horarios de energía P1 y P2, y otra para el horario P3.

¿Mercado libre o regulado?

Desde 2009, con la liberalización del mercado, puedes contratar tu tarifa eléctrica con la compañía que desees. Por tanto, puedes elegir pertenecer al mercado libre o regulado. ¿Pero sabes qué ofrece cada uno de ellos?

El mercado regulado cuenta con una única tarifa, la PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), en la que el precio de la luz cambia cada día y a cada hora, según la casación de oferta y demanda que se alcance en el mercado mayorista, conocido como ‘pool’ eléctrico. Esta tarifa, a la que actualmente están acogidos casi 11 millones de hogares españoles, tiene como requisito principal que la potencia contratada sea igual o inferior a 10 kW.

En el mercado libre, en cambio, puedes optar por diferentes ofertas según lo que más te convenga:

  • Fijas. Con ellas, pagas todo tu consumo a un precio fijo durante un periodo de tiempo determinado, generalmente de un año.  
  • Indexadas. En estas tarifas, al igual que ocurre en la PVPC, el precio fluctúa en cada hora y cada día del mes. La compañía hace una media ponderada con el consumo de cada hora para calcular el gasto mensual.
  • Tarifa plana. Existe una tercera variante, en la que la comercializadora ofrece un paquete de kWh a un determinado precio mensual, por lo que el importe de la factura es igual todos los meses.

Ventajas e inconvenientes de cada tarifa

  • La ventaja del precio fijo es que te permite hacer una estimación del gasto a priori, ya que conoces tus expectativas de consumo y puedes aplicar el precio cerrado para calcular tu gasto anual en esta partida. Además, no asumes un riesgo directo ante la subida de precios, aunque sí indirecto, porque la comercializadora se permite el derecho de romper el precio fijo, subirlo o convertirlo en variable por causas de fuerza mayor, como un aumento considerable del precio del mercado. Este tipo de tarifa está aconsejada cuando no es posible adaptar el consumo a las horas en las que la electricidad es más barata.
  • La ventaja del precio indexado es que se evita pagar de más por el kWh, sin “prima de riesgo”, muy típica en las ofertas a precio fijo. La prima de riesgo es una especie de seguro que la comercializadora establece por si el precio anual fijado distara mucho del real del mercado.  En esta tarifa, el cliente asume el riesgo, pero en términos generales y a la larga el ahorro es mayor que si contratara un precio fijo.
  • La tarifa plana no resulta aconsejable, puesto que es muy difícil consumir el paquete completo de kWh contratado. Por ejemplo, puedes acabar pagando por 4.000 kWh aunque hayas consumido solo 3.800.

¿Qué aspectos debes tener en cuenta?

La mejor tarifa eléctrica es aquella que se adapta a tus necesidades, es decir, a tus hábitos de consumo habituales. En este sentido, debes observar las siguientes variables:

  • Potencia. Contratar la potencia adecuada es fundamental. Para ello, hay que tener en cuenta el tamaño del inmueble, el número de electrodomésticos y el uso que haces de ellos. Una potencia más alta de la necesaria conlleva un gasto extra y puede resultar perjudicial para la instalación. En cambio, una potencia inferior no garantiza el suministro y puede provocar cortes de luz. La potencia más recomendable y habitual en los hogares españoles es la que oscila entre 3,45 y 4,6 kW.
  • Consumo. Es el factor más importante a tener en cuenta a la hora de elegir la tarifa eléctrica. Conocer el consumo medio del hogar, el número de electrodomésticos de los que disponemos, y qué días y a qué horas hacemos un mayor uso de ellos es fundamental para optimizar el gasto mensual. Para conocer todos estos datos, las comercializadoras ponen a disposición de sus clientes la ‘curva de carga’, un gráfico que detalla el consumo de electricidad en un determinado espacio de tiempo.

¿Cuál es la situación actual del mercado?

La escalada de precios que ha afectado a gran parte de Europa en el último año se debe, entre otros factores, al encarecimiento del gas en los mercados internacionales, que marca el precio de la electricidad en la mayoría de las horas.

De hecho, 2021 ha sido el año más caro de la historia, con un precio medio de 111,93 €/MWh como consecuencia de la tendencia alcista registrada en el segundo semestre del año.

Para hacer frente a este problema, el pasado 13 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó la llamada Excepción Ibérica, una propuesta presentada en el mes de abril por España y Portugal, y aprobada por la Comisión Europea, para poner un techo máximo al precio del gas.

Esta medida tendrá una duración inicial de 12 meses y comenzará con un precio de referencia de 40 €/MWh durante los primeros seis meses, que irá incrementándose en escalones mensuales sucesivos de 5 €/MWh hasta alcanzar un valor de 70 €/MWh en el último mes.

Con ello, se prevé que el precio del mercado pase de aproximadamente 220€/MWh a 130 €/MWh. Todos los clientes con tarifa PVPC o indexada se verán beneficiados desde el primer momento.

Aquellos que hayan firmado ofertas a precio fijo durante los últimos cinco meses tendrán que buscar nuevas ofertas si quieren beneficiarse de los descuentos. Los nuevos contratos a precio fijo también bajarán automáticamente.

Además de esta medida, el Gobierno aprobó el pasado marzo la prórroga de la rebaja fiscal sobre los impuestos que gravan el recibo de la luz (IVA e Impuesto eléctrico) hasta el próximo 30 de junio, así como la ampliación del bono social hasta alcanzar los 1,9 millones de hogares beneficiados (solo para los clientes del mercado regulado).

Te ayudamos a conseguir el máximo ahorro

Como sabemos que no siempre es fácil acertar con la mejor tarifa eléctrica, en EnchufeSolar ponemos a tu disposición nuestro departamento de Broker energético, formado por especialistas en la materia, que te ayudarán a tomar la mejor decisión para ti.

  • Estudiaremos tu facturación eléctrica para ofrecerte la tarifa del mercado que mejor se adapte a tus hábitos de consumo.
  • También te asesoraremos sobre posibles modificaciones en la potencia contratada (al alza o a la baja según demande el suministro).
  • Te ofreceremos además poder asumir el control total gracias a la telemedida.
  • Si dispones de una instalación fotovoltaica, gestionaremos directamente con tu compañía el tratamiento de excedentes, consiguiendo contrarrestar la elevada facturación experimentada en el último año.
  • Haremos un minucioso seguimiento de la evolución de la facturación por parte de las compañías eléctricas, encargándonos de cualquier tipo de reclamación o inconveniente que pueda surgir con la comercializadora.