▷Instalaciones Fotovoltaicas 【Tipos de adquisición】
Los contratos PPA en la energía solar.
30 noviembre, 2020
Cambios regulatorios en la factura de la luz. Una razón más para apostar por la energía solar.
30 noviembre, 2020

Instalaciones fotovoltaicas para el autoconsumo: diferentes tipos de adquisición

Llevas tiempo pensando en el autoconsumo energético como una forma de vida más sostenible y con un impacto directo en el ahorro doméstico. Has visto como el aumento de comercializadoras de electricidad no se ha traducido en una bajada atractiva de precios. Además, ves que la forma de consumir está cambiando hacia formas más comprometidas con el entorno. La energía solar en países con muchas horas de luz como España es una opción interesante pero la inversión inicial te hace pensártelo dos veces. En este artículo te detallamos las diferentes formas de adquisición de paneles fotovoltaicos, sus ventajas e inconvenientes y cual se adapta más a tus circunstancias y expectativas.

Los tipos de adquisición de una instalación fotovoltaica

Con el aumento de la demanda de placas solares para el autoconsumo, las formas de compra y adquisición se han diversificado. Esta variedad está facilitando el aumento de instalaciones ya que cada tipo se adapta a las circunstancias, situaciones económicas y necesidades de cada hogar.

Renting de paneles fotovoltaicos

Se trata de un tipo de financiación de las placas fotovoltaicas pero sin tener que contar con una entidad bancaria. La inversión inicial corre a cargo de la empresa vendedora, con lo que alivia al usuario de ese desembolso inicial. Tanto la empresa comercializadora como el usuario establecen unos plazos. Al acabar estos plazos el usuario tiene la opción de comprar la instalación, alargar el contrato o solicitar un nuevo contrato. Esta forma de adquisición de paneles para la energía solar conlleva una seria de servicios anexos como son el mantenimiento y actualización de los equipos.

Leasing de placas solares

El leasing de paneles fotovoltaicos es muy parecido al renting. Por un lado, liberan al comprador de la inversión inicial y por otro se fijan una serie de plazos entre ambas partes. La diferencia que hay con el renting de placas solares es que, con el leasing, al finalizar los plazos, la instalación pasa a ser propiedad del comprador. Además, este sistema no incluye los servicios de mantenimiento y funcionamiento que cubre el renting.

PPA de energía solar

La PPA (acuerdo de compra de Energía) es una modalidad más reciente mediante la cual la empresa generadora asume los costes de la instalación durante un período. Esa misma empresa es la que organiza la instalación y permisos sin ningún coste para el cliente. El acuerdo consiste en que la empresa vende la energía al cliente a una tarifa más competitiva que la de una comercializadora de electricidad. De esta forma la empresa energética recauda a través de la venta de electricidad. La duración media de esta modalidad es de unos 15-25 años. Al finalizar el plazo, el cliente puede prorrogar el contrato o quedarse con la instalación. Esta modalidad, al igual que el leasing y el renting ahorran al usuario un desembolso inicial. Además, se puede deducir en los impuestos anuales y garantiza una actualización de los equipos.

Compra de instalaciones fotovoltaicas

Es la forma tradicional de adquirir una instalación de paneles solares para el hogar. Esta es la manera en que comenzó a comercializarse la energía solar. Es la que garantiza la propiedad además de beneficios fiscales. Pero también es la que más inversión inicial supone y esto la limita a más usuarios interesados. La desventaja es que es más vulnerable a la obsolescencia de los equipos.

Decisión y cálculo de instalaciones fotovoltaicas para el autoconsumo

Tanto si decides arrendar como si decides comprar paneles solares para el consumo interno en el hogar, debes calcular el coste neto aproximado, los beneficios fiscales y las posibilidades de reventa y la posible obsolescencia de la instalación.

En la siguiente tabla te resumimos las diferentes formas de compra o adquisición, así como sus ventajas e inconvenientes.

No obstante, hay que tener en cuenta que la inversión es recuperable en pocos años (unos 7 aproximadamente) con el ahorro que genera en la factura de la luz. Además de suponer una autonomía en la generación y consumo de la energía es un tipo de consumo limpio, sostenible y de muy bajo impacto en nuestro entorno.

Paneles solares para autoconsumo
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?