¿Cuál es la etiqueta de distinción ambiental de tu vehículo?
19 noviembre, 2018

Verificación del contador de luz: quién, cómo y cuándo

La verificación de un contador tiene como objetivo comprobar que este se encuentra funcionando correctamente y acreditar los consumos.

Según se recoge en el Real Decreto 1110/2007, de 24 de agosto, por el que se aprueba el reglamento unificado de puntos de medida del sistema eléctrico, los equipos de medida que no dispongan de reglamentación metrológica específica, deberán someterse a verificación en origen.

Existen tres tipos de verificaciones:

  • Verificación en origen: es la que se realiza antes de la primera instalación del equipo. Por norma general, el fabricante suele entregar la verificación en origen del contador.
  • Verificación sistemática: son las que están establecidas según la periodicidad del RD 1110/2007.
  • Verificación individual: estás se realizan fuera de los plazos establecidos y son verificaciones solicitadas

La verificación la realizará una entidad sin interés económico en la medida. No obstante, para todos los puntos frontera el encargado será el operador del sistema. En el caso de los contadores del tipo 1, 2  y  tipo 3 de generación, deberán ser verificados antes de 6 meses desde su inclusión en el sistema de medidas. Mientras que la primera medida de verificación para el tipo 3 será antes de 10 años.

El periodo de verificación varía en función del tipo de tal forma que los puntos tipo 1 se deberán verificar cada 2 años, los tipos 2 y 3 cada 5 años, y para los contadores de tipo 4 y 5 se podrán efectuar las verificaciones con carácter individual.

Los gastos generados correrán a cargo del responsable del punto de medida, que será quien designe al verificador de medidas eléctricas, entre los que cumplan los requisitos que se establezcan y estén autorizados. El precio máximo para la verificación lo establecerá el Gobierno mediante RD de manera anual.