EnchufeSolar presentará en GENERA 2020 un modelo de negocio competitivo en forma de franquicia
20 enero, 2020
El Colegio Británico busca ser 100% ecológico con la instalación de 340 paneles solares y 3 puntos de recarga de coche eléctrico
28 enero, 2020

Puntos de recarga para vehículos eléctricos

Un punto de recarga es una toma de corriente eléctrica a la que se le conecta un cable para cargar la batería de los vehículos eléctricos.

TIPOS DE PUNTO DE RECARGA

1.- Puntos de recarga portátiles.

Especialmente útiles para hacer viajes de cierta distancia. Resulta casi imprescindible considerar los adaptadores para garantizar la recarga en cualquier punto geográfico.

 2.- Puntos de recarga murales.

Se instalan en la pared y son la opción más conveniente y usual para conductores/as de vehículo eléctrico con garaje propio, sea privado o comunitario. Supone una inversión mayor que con los puntos de recarga portables pero el beneficio a medio-largo plazo está casi garantizado.

 3.- Puntos de recarga en poste.

Dentro de los tipos de puntos de recarga, los pole no están pensados para usuarios particulares, sino que te servirán para recargar tu vehículo en cualquier zona del país en zonas de recarga habilitadas por administraciones públicas o por empresas privadas (por ejemplo en electrolineras, a modo de las gasolineras normales).

4.- ¿Tienes una moto o una bicicleta eléctrica?

Te pueden interesar los puntos de recarga portátiles con toma schuko regulados a menos intensidad, o bien los puntos de recarga SCHUKO, ideales para vehículos eléctricos con menor capacidad de batería (pequeños coches, motos eléctricas…)

TIPOS DE INSTALACIÓN

1.- Instalación en viviendas unifamiliares.

En este tipo de instalación el suministro eléctrico siempre será el de tu vivienda. Para poder conectar el punto de recarga se verifica la potencia eléctrica disponible y el tipo de cableado en la zona del garaje.

2.- Conexión al contador de tu vivienda.

Parkings comunitarios con opción de conectar el punto de recarga al mismo contador de la vivienda.

3.- Instalar un gestor de carga.

Esta posibilidad es adecuada para garajes comunitarios muy grandes, con muchas plazas de aparcamiento y que dan servicio a numerosos vecinos. La empresa instaladora deberá colocar un nuevo contador de electricidad en la comunidad, al que podrán conectarse los usuarios que quieran incluir un punto de recarga para su plaza de garaje. La mayor ventaja de esta opción es que el coste de la instalación es mucho más reducido, ya que se fracciona entre varios.

4.- Alta de nuevo suministro.

Cuando no existe otra opción tienes que contratar un nuevo suministro eléctrico. Será un contador dedicado en exclusiva a la recarga de tu vehículo eléctrico.

5.- Desviar un cable desde la vivienda al garaje.

Esta solución es válida solo para viviendas situadas en plantas bajas o primeras. Consiste en bajar un cable desde el cuadro de mando y protección de la vivienda hasta el garaje, y conectarlo a la toma. Otra opción es conectarlo a la instalación de la comunidad de vecinos (la electricidad que alimenta las luces del portal, el ascensor, etc.), algo que podrás hacer solo si la comunidad lo aprueba.

TIPOS DE RECARGA

Los tipos están clasificados según la velocidad de recarga que proporcionan. A mayor velocidad, el punto de recarga será más costoso.

Las baterías de un vehículo eléctrico tienen cuatro modos operativos de carga: tres en corriente alterna (AC) y uno en corriente continua (DC).

1.- Lenta: Es el más sencillo y solo requiere conectar un cable tipo Schuko 230V a la toma y al vehículo. El tiempo de carga irá en función de la capacidad de la batería. Se puede realizar por la noche, que es cuando menos demanda energética existe. Para cargar motocicletas y bicicletas eléctricas. A baja potencia (2,3 kW max.) con corriente alterna.

2.- Normal: Para vehículos eléctricos que se recargan durante la noche y la más indicada para garajes comunitarios o particulares. La recarga completa tarda entre 6 y 8 horas. A potencia estándar (3,7 kW).

3.- Semi-rápida: Para espacios públicos como aparcamientos rotatorios o centros comerciales, donde los vehículos permanecen poco tiempo. También se recomienda para garajes comunitarios o particulares donde se desee cargar el vehículo con rapidez. La recarga completa tarda unas 4 horas. A potencia media (11 kW y 22 kW).

4.- Rápida: Para lugares que requieran cargas rápidas como gasolineras. A potencia elevada (43 kW).

5.- Ultra rápida: Para espacios donde las cargas deben ser extremadamente rápidas. A potencia muy elevada (50 kW).

TIPOS DE CONECTORES DE CARGA

Los tipos de conectores todavía no están estandarizados a nivel mundial. Así que hay varios enchufes, con diferente tamaño y propiedades. Ha habido un intento de unión entre los fabricantes alemanes y los norteamericanos con el sistema combinado, pero no se han puesto de acuerdo con los franceses y los japoneses.

 1.- Conector doméstico tipo schuko, responde al estándar CEE 7/4 Tipo F y es compatible con las tomas de corriente europeas. Tiene dos bornes y toma de tierra y soporta corrientes de hasta 16 A, solo para recarga lenta y sin comunicación integrada. Lo podemos encontrar en múltiples electrodomésticos.

2.- Conector SAE J1772, o Tipo 1, a veces conocido también como Yazaki. Es un estándar norteamericano, y es específico para vehículos eléctricos. Mide 43 mm de diámetro. Tiene cinco bornes, los dos de corriente, el de tierra, y dos complementarios, de detección de proximidad (el coche no se puede mover mientras esté enchufado) y de control (comunicación con la red).

Nivel 1: Hasta 16 A, para recarga lenta.

Nivel 2: Hasta 80 A, para recarga rápida.

3.- Conector Mennekes, o Tipo 2, es un conector alemán de tipo industrial, VDE-AR-E 2623-2-2, a priori no específico para vehículos eléctricos. Mide 55 mm de diámetro. Tiene siete bornes, los cuatro para corriente (trifásica), el de tierra y dos para comunicaciones.

Monofásico, hasta 16 A, para recarga lenta.

Trifásico, hasta 63 A (43,8 kW) para recarga rápida.

4.- Conector único combinado o CCS, se ha propuesto por norteamericanos y alemanes como solución estándar. Tiene cinco bornes, para corriente, protección a tierra y comunicación con la red. Admite recarga tanto lenta como rápida.

5.- Conector Scame, o Tipo 3, también conocido como EV Plug-in Alliance, principalmente apoyado por los fabricantes franceses. Tiene cinco o siete bornes, ya sea para corriente monofásica o trifásica, tierra y comunicación con la red. Admite hasta 32 A (para recarga semi-rápida).

 6.- Conector CHAdeMO, es el estándar de los fabricantes japoneses (Mitsubishi, Nissan, Toyota y Fuji, de quien depende Subaru). Está pensado específicamente para recarga rápida en corriente continua. Tiene diez bornes, toma de tierra y comunicación con la red. Admite hasta 200 A de intensidad de corriente (para recargas ultra-rápidas). Es el de mayor diámetro, tanto el conector como el cable

Normativa aplicable

Real Decreto 1053/2014 que aprueba la nueva Instrucción Técnica Complementaria ITC-BT-52. En él se indica la normativa para infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos, evitando anteriores lagunas legales.

Para instalar un punto de recarga en un garaje comunitario no es necesario pedir permiso al ayuntamiento. Solo hay que comunicar la actuación a la comunidad de vecinos, que no tendrá que votar ni aprobar su instalación.

A partir de 2012, la legislación europea obligará a instalar puntos de recarga en todos los garajes comunitarios de nueva construcción. También se establecerá un plazo para los ya existentes, si bien la ley tiende a fijar su obligatoriedad en un futuro próximo.

Más información en nuestra web: https://enchufesolar.com/puntos-de-recarga/

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?