El nuevo Real Decreto impulsará el Autoconsumo Fotovoltaico
10 octubre, 2018
Autoconsumo: Bonificaciones fiscales
13 noviembre, 2018

El coche eléctrico, ya no es cosa del futuro

Las restricciones para los vehículos en las grandes ciudades son una realidad, cosa que sin duda favorece al vehículo eléctrico, calificado como un vehículo de cero emisiones por lo que queda exento de éstas.

Contar con un vehículo eléctrico ya no es cosa de película de ciencia ficción, de echo es una opción muy interesante para cualquiera que viva en una gran ciudad. La pregunta que se hace todo aquel que toma la decisión de adquirir estos tipos de vehículos es la misma, ¿dónde lo cargo?

En este artículo queremos mostrarte las diferentes opciones de carga para tu vehículo:

  1. Recarga en garaje privado: es la solución que a todos se nos viene en primer lugar a la cabeza y es que claramente es la más cómoda, ya que no se necesita de intermediarios, solo sería necesario la instalación de un enchufe o punto de recarga propio.
  2. Recarga en un garaje comunitario: seguro pensarás que algo así es complicado o prácticamente imposible pero no es así, desde el año 2009 la ley de Propiedad Horizontal indica que el único procedimiento a seguir sería el de comunicar por escrito al administrador de la comunidad que vamos a habilitar un punto de carga en nuestro garaje, para ello debes regirte por los términos específicos para la infraestructura de carga de vehículos eléctricos citados en el ITC-BT-52 del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión. Las opciones para estos casos serían conectar el punto de carga a tu contador, instalar un contador nuevo para esto o un gestor de carga en la comunidad. Este último sería el más indicado ya que permitiría ahorrar en el caso de más de un vehículo en el mismo garaje.
  3. Puntos de recarga públicos: fuera de casa el abanico aumenta considerablemente, puedes recargar en los lugares habilitados para ello en la vía pública, gasolineras, concesionarios, centros comerciales, parking públicos… En estos lugares se suelen encontrar  puntos de recarga rápida lo que te permitirá tener el coche recargado en unos 30 minutos, tiempo que puedes utilizar para hacer la compra, tomar un café, descansar un poco…

Existen web que permiten conocer los puntos de recarga más cercanos a nuestra ubicación actual, a día de hoy existen más de 2.000 en toda España, lo que te permitirá planificar tu viaje antes de salir de casa.

  • Recargar el coche mientras trabajas: pasas gran parte del tiempo en la oficina, por lo que si tu puesto de trabajo contase con un punto de recarga sería ideal. Ya son muchas las empresas que apuestan por ello y trasmiten de esta forma a sus trabajadores su compromiso con el medio ambiente.

El cambio puede costarte al principio, hasta que te adaptes a la nueva situación, pero, ¡vale la pena afrontarlo!