El Futuro es Solar, a pesar de Trump

“El Autoconsumo es la medida medioambiental más ambiciosa”. PROACO y Enchufe Solar
30 Mayo, 2017

El cambio climático es innegable. Trump puede escribir un Tuit al día para negarlo y seguirá estando ahí, a la vista de todos. Su actitud no está a la altura de las circunstancias medioambientales que demanda el planeta. Pero es que, además, como decisión económica, dar la espalda al Acuerdo Climático de París es también bastante cuestionable.

Durante los últimos días, la incertidumbre se hacía notar aunque levemente en los mercados, y especialmente en el de las energías verdes. Desgraciadamente, las acciones de los generadores de energía solar han sido las más afectadas en Wall Street con la “amenaza” de Trump, presidente, no olvidemos, del país de fabricantes de placas como First Solar y SunPower.

Pero es que incluso empresas vinculadas con el negocio energético menos verdes como ExxonMobil, Chevron, Shell Oil Company, ConocoPhillips e incluso General Electric, han expresado su respaldo al Acuerdo de París en mayor o menor medida. Trump los ha ignorado.

El resultado es que, como muchas de las medidas políticas de Trump, apenas resultan creíbles en las primeras horas. Tanto es así que las acciones de las empresas de energía solar apenas se movieron tras el anuncio. De hecho, el índice Bloomberg que mide la valoración de las 16 grandes empresas de energía solar subió 0,8 por ciento al cierre en Nueva York, y JinkoSolar Holding Co., el mayor productor de paneles solares del mundo, avanzó 2,7 por ciento.

La última bravuconada del presidente de EE.UU. tendrá su efecto, eso está claro, aunque quizá pueda incluso resultar positivo para países como China e India, que se muestran partidarias de prescindir del carbón en el futuro y apostar por las energías renovables, y que se pueden mirar en el “espejo” de EE.UU. justo para hacer lo contario.

Esta decisión, sin embargo, sí afectará a un aspecto fundamental: acabará de reducir todas las contribuciones de EE.UU. a los fondos climáticos que ayudaban a facilitar a un modelo de desarrollo diferente para los países más pobres y más vulnerables. Este aspecto sí que es relevante.

Porque lo cierto es que, por mucho que ladre, Trump no va a ser capaz de detener la revolución de las energías renovables. La cuestión ahora está en que ha que responder como una comunidad global, trabajando aún más para acelerar la acción climática.

Y en esa tarea estamos inmersos en Enchufe Solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *